Pastoral‎ > ‎

BIENAVENTURADOS LOS QUE LLORAN PORQUE ELLOS SERÁN CONSOLADOS

publicado a la‎(s)‎ 9 nov. 2011 15:26 por Webmaster Consolación
El día 14 de noviembre la gran familia de la consolación celebra el día del CARISMA. Ese día hace 153 años…

“Gobierno Eclesiástico de Tortosa, Sede Vacante.

            En consideración a lo que V. me ha manifestado, en nombre de la Reverenda Comunidad que dignamente preside;

            y atendiendo a que las obras en que de ordinario se ejercitan

            las Hermanas de su Instituto se dirigen todas a consolar a sus prójimos ya cuando se hallan postrados en el lecho del dolor en los Hospitales, ya también en los tiernos niños huérfanos, que se cobijan bajo su protección y amparo; he creído conveniente imponer por nombre a esa Comunidad, y a las demás que de ella tomaren origen, congregación de Hermanas de la Consolación, con cuyo título deberán ser consideradas en adelante.

            – Dios guarde a V. muchos años- A Sor María Rosa Molas, Superiora de las Hermanas de la Consolación de esta ciudad”

(D. Ramón Manero, Vicario Capitular)

               

UN CARISMA; LA CONSOLACIÓN

 La Consolación es quitar la soledad y el dolor, por estar con, y de este modo, confortar, dar fuerzas. Espontáneamente consuelo suena a ofrecer suelo, a crear con el otro tierra firme sobre la que alzarse y recobrar vigor.

La Consolación en hebreo también quiere decir; hacer respirar, reanimar, aliviar, calmar, tranquilizar, compadecerse, arrepentirse.

 

MARÍA ROSA MOLAS

Mª Rosa vio como los pobres carecían de consuelo, los enfermos reclamaban asistencia, a los niños les faltaba un hogar, los ancianos fallecían solos y desamparados, los niños y adolescentes correteaban por las calles por falta de escuelas.

Ella sale al encuentro del pobre y necesitado, del huérfano y desvalido, y va en busca del que sufre siendo así fuente de CONSOLACIÓN PARA LOS QUE LLORAN.

Afronta las dificultades confiando en Dios, sabe dar un gesto de amor, una palabra de esperanza consolando como Jesús lo hizo. Mª Rosa siente como suya la misión de consolar, mediante EL AMOR.

Al mundo de hoy espera también la consolación, Dios sigue gritando ”Consolad, consolad a mi pueblo....”  el mundo de hoy necesita esperanza, hay gente muy sola, inmigrantes, jóvenes que no encuentran sentido a su vida, niños que tienen de todo pero que les falta lo esencial, gente que no tiene fe ....... Hoy falta la consolación traducida en alegría, paz, esperanza

En el área de descargas Pastoral hemos dejado dos canciones que esperamos que te gusten...

Comments