La promoción 1996-2011 se gradúa en un emotivo acto

publicado a la‎(s)‎ 21 may. 2011 7:07 por Webmaster Consolación   [ actualizado el 27 may. 2011 9:44 ]
Fue su último acto oficial en el colegio, su última puesta de largo, y nunca mejor dicho porque nuestros compañeros y compañeras de 2º de bachillerato ayer celebraron su graduación, y para ello se pusieron sus mejores galas. El resultado, obvio:  estaban todos guapísimos.

La Celebración comenzó dando gracias a Dios mediante una Eucaristía de acción de gracias presidida por Juanma Enrich en la que les invitó a ser luz allá donde la vida les lleve, porque su paso por el colegio ha servido para llenarlos, cual lámpara de aceite, de modo que ahora puedan ayudar a otros cuando lo oscuro se hace patente.

Sus compañeros del Coro le pusieron música y letra a cada una de las partes,   las ofrendas, la comunión, la bendición de partida…

Padres, madres, hermanos, abuelos, y demás familiares junto con las hermanas, los profesores y demás personal del colegio que habían venido para acompañarles, se dirigieron junto a ellos hasta el salón de actos. Salón en el que comenzaron también su andadura pública en el colegio en aquellos festivales de navidad organizados por sus maestras de infantil.

Un lib-dub hecho para la ocasión puso el toque de novedad a la noche en la que también se pasó el ya tradicional montaje en power-point con su historia.

Tras lo cual D. José Antonio Rodríguez, como padre, agradeció toda la labor de estos años tanto por todo el personal del centro, las hermanas y los propios padres, y que gracias a esa conjunción de esfuerzos podían  alegrarse de tener a sus hijos en uno de los 25 mejores colegios de la Comunidad Valenciana.

Dª Elvira Segarra como madre y profesora del centro también dirigió unas palabras, que resumió en la letra de una canción de Laura Pausini, que fue dedicada a todos las amistades surguidas a lolargo de todos estos años.

El presidente de la AMPA, D. Emilio Segarra cerró el turno de los padres, invitando a los alumnos finalistas a continuar solos, pero siempre con el apoyo de los padres, a continuar formándose académica y personalmente.

Dª Carmen Tena como Subdirectora, leyó una carta que la madre María Teresa, ausente por encontrarse en el capitulo provincial de las Hermanas de la Consolación- España Sur-África, había escrito para transmitirles su agradecimiento por estos años y su deseo de que continúen siendo la pupila de los ojos de Santa María Rosa Molas.

Posteriormente se fue llamando a cada uno de los alumnos y se les hizo entrega de la orla de final de curso, y se les obsequió con una insignia del colegio y un libro.

Finalmente el AMPA y el colegio obsequiaron con un vino español en los patios del colegio a los allí presentes.

Presentación web de Picasa


Comments